Oh Snap!

Esta es nuestra principal fuente de ingresos. Gracias!!

Cuando los llamados grandes clubes no lo eran: el olvidado pasado del Real Madrid y el Manchester United

/
/
/
15 Views
Cristiano RonaldoDerechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Cristiano Ronaldo ha contribuido en los últimos años a mantener y crecer la leyenda del Real Madrid.

El Real Madrid regresa a su torneo, al escenario en el que cimentó su leyenda y que lo encumbró como el mejor club del siglo XX.

Lo hace en un momento delicado, descartado de la lucha por el título de la Liga en España y eliminado de la Copa del Rey, por lo que la reanudación de la Champions League puede llegar a ser el mejor bálsamo de la que está siendo la peor temporada del Madrid de su historia.

Polo opuesto a lo vivido en 2017, cuando el conjunto dirigido por Zinedine Zidane completó un año histórico al sumar cinco títulos, incluida su tercera Liga de Campeones en cuatro años.

La cantera catalana era muy poderosa y sobre todo la vasca”

Bernardo Salazar, historidador de fútbol español

Es por eso que este miércoles, el Madrid necesita aferrarse a las mística del estadio Santiago Bernabéu y evocar los espíritus de la antigua Copa de Europa y del prestigioso trofeo de la Orejona para superar su eliminatoria de octavos de final frente al París Saint-Germain, que liderado por el brasileño Neymar busca comenzar a escribir su propia leyenda.

Para los románticos del balón incluso hay algo más en juego.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Neymar se convirtió en el jugador má caro de la historia cuando el París Saint-Germain pagó US$270 millones por su fichaje.

Se trata del choque de identidades que supone el enfrentamiento entre un club con tradición e historia, frente a la irrupción de un equipo que se está abriendo un lugar en la élite del fútbol europeo en base a talonario.

No hay dudas de que esta última afirmación está sustentada en el hecho que el PSG está viviendo los mejores años de su corta historia, que se inició en 1974, gracias al dinero invertido desde que fue adquirido por un fondo de inversión de Qatar en 2011.

Octavos de final
Local Visitante
Juventus (Italia) Tottenham Hotspur (Inglaterra)
Basilea (Suiza) Manchester City (Inglaterra)
Oporto (Portugal) Liverpool (Inglaterra)
Sevilla (España) Manchester United (Inglaterra)
Real Madrid (España) París Saint-Germain (Francia)
Shakthar Donetsk (Ucrania) AS Roma (Italia)
Chelsea (Inglaterra) Barcelona (España)
Bayern Múnich (Alemania) Besiktas (Turquía)

Pero también es cierto que a esta época de gloria se le suele restar mérito y hasta resaltar en tono despectivo en comparación con el “valor histórico” de un conjunto centenario como el Real Madrid o cualquier otro club con “pasado”.

Algo que también se repite constantemente en Inglaterra desde la transformación del Chelsea y el Manchester City en dos de los principales clubes de la Liga Premier.

Lejos de Madrid

Curiosamente esto fue algo que también sufrió en su momento el Real Madrid, cuando surgió como la superpotencia del fútbol europeo a mediados de los años 50 del siglo pasado.

Lejos de ser uno de los grandes del fútbol español, el Madrid solo pudo ganar dos de las primeras 22 ligas disputadas desde el primer campeonato disputado en 1929.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El portero Ricardo Zamora fue la primera gran superestrella del Madrid en una época en la que el conjunto blanco no dominaba el fútbol español.

Antes logró sumar cinco Copas del Rey, pero su andar transcurrió a la sombra de los clubes dominadores para la época.

“El gran equipo antes de la Guerra Civil era el Barcelona”, le dijo a BBC Mundo el historiador del fútbol español Bernardo Salazar.

“La cantera catalana era muy poderosa y sobre todo la vasca. Hubo un momento que los vascos tenían el 80% de los jugadores de primera división”.

Salazar recordó que el Barcelona se hizo grande gracias a la práctica de un profesionalismo encubierto, apoyándose en el hecho que la mayoría de sus directivos también eran prominentes empresarios.

“Tenían muy buenos jugadores, pero además se refuerzan con futbolistas extranjeros como el portero húngaro Ferenc Plattkó. Lo que hacían era darles empleo en la empresas sin que tuvieran que ir a trabajar”, resaltó Salazar.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Uno de los grandes equipos del Madrid, el campeón de Europa de 1957.

No es de extrañar que el Barsa ganara seis ligas en ese período, siendo su principal rival el Athletic Bilbao, que obtuvo cinco.

“Los vascos tenían una cantera importantísima y cuando se crea la primera división, de los diez clubes cinco eran vascos”.

Salazar menciona como ejemplo que cuando el Madrid ganó sus dos ligas fue gracias a los refuerzos del legendario portero Ricardo Zamora, procedente desde la capital catalana, y tres jugadores que habían brillado en el ascenso del Alavés a primera división: Ciriaco Errasti, Jacinto Quincoses y Manuel Oliveras.

Punto de inflexión

Pese a ese impulso, el Madrid tuvo que esperar hasta el período de la posguerra para dar el salto que lo convertiría en el equipo que se conoce hoy.

Y al igual que en el caso del PSG —o el Chelsea o el Manchester City— el dinero jugó un papel fundamental.

El dinero y la presencia de dos figuras que sembraron las semillas de su grandeza: Santiago Bernabéu y Alfredo Di Stéfano.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Alfredo Di Stéfano fue el encargado de la transformación del Madrid en el campo.

El primero llegó al club desde Valencia como jugador en 1911, fue secretario técnico y llegó a la presidencia en 1943, cargo que ocupó hasta su muerte en 1978.

“Es la conjunción de Bernabéu y Di Stéfano, que junto con Messi yo creo han sido los dos grandes en la historia del fútbol, la que cambia al Madrid”, asegura Salazar.

“Bernabéu tiene dos grandes aciertos”, resalta el historiador, “el primero fue la reconstrucción de Chamartín, el campo que pasó de 15.000 espectadores a tener 80.000”.

“En esa época la principal forma de ingreso de los clubes era con la recaudación de las entradas y los abonos de los socios por lo que el Madrid comienza a tener una ventaja importante en comparación con el resto de los equipos, que seguían teniendo estadios pequeños”.

“Y esa ventaja económica se hizo incluso aún más grande en 1954, cuando pasó a tener una capacidad de 120.000 espectadores”.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Con Bernabéu en la presidencia y Di Stéfano en el campo, el Madrid ganó cinco Copas de Europa consecutivas.

Con ese dinero fue que Bernabéu contrató a Di Stéfano en 1953 y fue la “Saeta Rubia” argentina la responsable de darle forma a su proyecto en el terreno de juego.

“Era un hombre que jugaba a lo largo y ancho de todo el campo y que además tenía una inteligencia futbolística fuera de lo normal“, comentó Salazar, “él era quien se daba cuenta de los jugadores que no tenían el nivel y poco a poco el Madrid comienza a fichar para suplir las carencias del equipo”.

Con la llegada de Francisco “Paco” Gento, Héctor Rial, Raymond Kopa, José Santamaría y Ferenc Puskás, entre otros, se termina de armar el equipo que dominó durante los primeros cinco años la Copa de Campeones de Europa, torneo que se creó también por iniciativa de Bernabéu.

El caso británico

Otro de los clubes que suele recurrir a su tradición y grandeza es Manchester United, tal vez el equipo más popular del mundo junto al Madrid.

Pero a diferencia del conjunto blanco, que desde que subió a la élite nunca se ha bajado de allí, los diablos rojos han vivido una historia de júbilo y decepciones por igual.

Manchester City fue el club más grande de Manchester antes de la Segunda Guerra Mundial“, reconoció el periodista John Ludden, autor de los libros A Tales of Two Cities y From the Stars: Sir Matt Busby and the Decline of Manchester United.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El Manchester United dirigido por Matt Busbt de 1957.

Para Ludden, ferviente hincha del equipo de Old Trafford, la historia de Manchester United no se produce en un camino en línea recta, sino en uno con muchas curvas.

En sus primeros 74 años de historia, el United gana tan solo dos ligas y durante años se transforma en un equipo yo-yo entre segunda y primera división.

“Todo cambió cuando llegó Matt Busby después de la guerra”, comentó Ludden.

“Primero logró una copa, después ganó tres ligas, dos de ellas consecutivas, cuando ocurrió la tragedia de Múnich”, el accidente aéreo en el que murieron hasta ocho jugadores de los llamados “Bubsy Babes”.

“Ese momento golpeó al equipo, pero a la vez generó una simpatía que le hizo popular y conocido en el mundo“, reflexionó el periodista nacido en Manchester.

Hubo que esperar hasta 1965 para volver a levantar un título de liga, que llegó de la mano de un joven irreverente llamado George Best.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Best inspiró la primera Copa de Europa ganada por un equipo inglés.

“La aparición de Best fue clave, así como la presencia de Bobby Charlton, ganador del mundial con Inglaterra en 1966. Juntos consiguieron la Copa de Europa de 1968 y fueron las dos primeras superestrella del club”.

Pero United no pudo mantener su crecimiento y con la salida de Bubsy del banquillo el equipo cayó en una depresión, incluso bajando hasta segunda división, de la que no pudo salir durante casi tres décadas después.

Estuvimos a la sombra de otros equipos como Leeds y después Everton. Éramos el tipo de equipo que llegábamos terceros en una carrera de dos”, lamentó Ludden.

Eso se mantuvo hasta la llegada de Alex Ferguson a mediados de los años 80 y en especial con la creación de la Liga Premier.

“Coincidió todo en el momento justo”, resaltó el periodista británico.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Cantona heredó el dorsal número 7 de Best y como su antecesor guió al United hata la gloria.

“Ferguson recuperó la mística alrededor del equipo que nació con Busby e interpretaron Best, Charlton y Law, la de ser un club que siempre salía a atacar”.

El técnico escocés fichó a Cantona, le dio el 7 de Best, y ganó su primera liga.

Luego fue apareciendo el dinero de los derechos de televisión de la Premier, su expansión a otros mercados y el crecimiento en popularidad del club en otros mercados como el asiático y en África.

Algo que se mantiene pese al mal momento que atraviesa el Manchester United desde la salida de Ferguson en 2013, cinco años en los que no solo no ha podido ganar la liga, sino que ha tenido que ceder protagonismo a sus vecinos de ciudad, el Manchester City.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

It is main inner container footer text
Bitnami