Oh Snap!

Esta es nuestra principal fuente de ingresos. Gracias!!

Los secretos del gobierno de Maduro contados por Luisa Ortega Díaz

/
/
/
64 Views

A continuación la entrevista exclusiva para PuntoDeCorte que una vez publicada la web fue atacada y sacada del aire, y que fue reproducida de manera íntegra en el portal Sebastiana sin secretos.

Por Sebastiana Barráez
@SebastianaB

Ha cambiado Luisa Marvelia Ortega Díaz. Desde casi mes y medio antes de irse de Venezuela, cuando nos vimos en su despacho de la Fiscalía General de la República en Caracas, hasta este momento en que la entrevisto en el lobby de un hotel en Bogotá, demuestra mayor fortaleza. El acento en la respuesta es firme. Aunque sigue cuidando las palabras, tiene mayor firmeza, parece haber conquistado un terreno en el que se mueve con absoluta facilidad. Junto a ella, en silencio, siempre estuvo su esposo Germán Ferrer. Y del otro lado dos personas de prensa, Kevin y Marvelis.

No se inmutó ante ninguna pregunta. Solo un débil silencio cuando le pregunté qué le diría hoy a Nicolás Maduro, a quien por cierto nunca llamó Presidente de la República. La primera vez que la vi parecía más frágil. Ahora demuestra estar dispuesta a enfrentarse a ese gigante que se le erige a veces chavista, otras opositor.

Observé que tuvo cuidado al peinarse. Una chaqueta, pantalón, blusa blanca y como única joya, zarcillos. Llevó su computadora, imagino que porque pensó que hablaríamos de temas jurídicos, pero las preguntas fueron otras. No hubo en ella un solo gesto de altivez.

Aquí cuenta lo que ocurrió cuando Diosdado la llamó el 28 de diciembre para decirle que Chávez había muerto. También sobre aquella reunión en Miraflores y de cómo Jorge Rodríguez entró a su habitación. Enfrenta las denuncias de la Oposición sobre su responsabilidad ante los presos políticos. Pero también las del chavismo sobre una red de extorsión en el MP. Nos contó que Jorge Rodríguez le pidió que le hablara sencillo a Maduro porque “sabes que es escaso”. También lo que Maikel Moreno le solicitó para impedir el revocatorio, mientras Iris Varela falsificaba firmas.

¿Doctora, qué ha significado para usted estar fuera del país?

Ha significado el fortalecimiento como persona, cómo luchadora social y el compromiso con los venezolanos en la lucha por la libertad y la democracia. Esto ha sido una enseñanza de vida para aprender el desprendimiento,  apegarme más a los valores, a la ética,  a los principios y no a las cosas materiales.   Tener el compromiso de no descansar y tener mucha fuerza.  No me imaginé que podía llegar a tener este valor,  estas ganas de luchar y de inspirar a otros. Cada vez que veo  alguien le transmito mensajes positivos, de esperanza y de unión.  Les pido no descalificar al otro,  porque eso lo que hace es fracturar. El deseo es hacer propuestas todos los días con el equipo y trabajando para derrocar la tiranía,  para que en Venezuela haya estado de derecho y democracia.

¿Usted cree que logrará el propósito que tiene con toda estás acciones que ha venido desarrollando a nivel internacional?

Estoy convencida. Las acciones que hemos ejecutado desde que salí de Venezuela han golpeado al gobierno. Muchas de las acciones que adoptó la Unión Europea, sancionado a algunos funcionarios venezolanos, fue por la información que pasamos y con ello se ha logrado congelar cuentas,  intentamos un acción ante  la Corte Penal y cinco generales; por ello se inició el examen    Intentamos  una acción contra Nicolás Maduro por  estar involucrado en el caso Odebrecht.  Muchas acciones que Estados Unidos  y la OFAC (Office of Foreign Assets Control), ha adoptado contra funcionarios venezolanos, entre otros, es lo que les hemos suministrado. Para los próximos días tenemos proyectadas dos acciones muy importantes que impactarán al gobierno. Entonces el balance es positivo,  pero aquí falta un detalle y estamos trabajando en eso:  la unión de los distintos factores políticos y sociales con la sociedad para unificados derrotar al gobierno.

En los hechos la situación en el país está igual o peor que antes de que usted realizara esas acciones. ¿Cuándo cambiará esa situación?

No son sólo las acciones internacionales, tiene que haber acción a lo interno. He visto en los últimos días a los trabajadores de la salud que han tomado acciones solos y no ha habido una dirigencia política. ¿Dónde está la dirigencia política qué ha dejado a la gente sola?  Sí allí hubiesen verdaderos líderes estarían acompañando el conflicto de la salud qué perjudica a toda la sociedad. Yo no soy dirigente político sino funcionaria pública y no puedo estar involucrada en temas partidistas ni de acciones de calle. Frente al tema de los alimentos hay que hacerle una propuesta a los venezolanos para que ellos se responsabilicen y le reclamen al Gobierno, porque el dinero destinado para eso se lo robó.

¿Qué le responde a Diosdado Cabello cuando dice que usted lo traicionó. Que él fue quién la protegió y la postuló y que usted le dio la espalda y traicionó a la Revolución Bolivariana?

Si él me protegió y me defendió, se lo agradezco pero siempre actúe apegada a la Constitución y las leyes, en consecuencia, no necesitaba que él me defendiera ni me protegiera. Mi compromiso no puede ser con un partido o con una persona. Sí decir que ellos estaban violando la Constitución, que querían cambiar la forma republicana que nos dimos en la Constitución, que son delincuentes y corruptos, es traición, pues que lo consideren así. Nicolás Maduro se arrogó la soberanía popular y creó una Asamblea Constituyente. Como la Asamblea Nacional está en manos de la Oposición y ellos no querían entregar cuentas, crearon un parapeto para justificar la corrupción. Ellos no entregan cuentas de cuánta comida compran ni  de qué calidad. No entregan cuentas de las misiones militares que envían a Cuba, cuando la Constitución es muy clara y esas misiones deben ser aprobadas por la AN. Exijo que se me explique porqué razón estamos enviando misiones militares a Cuba, cómo es el negocio del oro en el estado Bolívar. No es posible auditar nada en el país porque ellos no quieren entregar cuentas. Si lo que pretendían era que yo convalidara los hechos de corrupción, pues no lo iba a hacer. Y si él me defendió está bien pero eso no significa que yo iba a estar comprometida por los hechos de corrupción en los que él,  Maduro y todos ellos estén involucrados.

¿Existe realmente el poder de Diosdado en el Gobierno?

Existe un conflicto entre Diosdado y Maduro. Diosdado me dijo que él iba a ser el próximo candidato y yo no sé qué pasó ahí. Pero Diosdado estaba convencido que en las elecciones, que debieron ser en diciembre de este año, él  sería el candidato. Ahí indudablemente hubo un conflicto de poder. Ellos se ponen de acuerdo porque lo que están defendiendo es ese grupo delincuencial y como todo delincuente tienen códigos y saben que deben permanecer unidos si no los van a derrotar y a enjuiciar. Yo no puedo tutelar los conflictos y los complejos que tenga Diosdado. Sus complejos, frustraciones y sus incapacidades yo no se las puedo resolver.

El presidente dijo recientemente que hay un nido de conspiración en Colombia y EEUU y que en el caso de Bogotá hay tantos militares como civiles conspirando. ¿Está usted participando para la salida de Maduro que no sea por la vida democrática?

Cualquier acción que se ejecute contra el gobierno de Venezuela son acciones válidas, constitucionales, de valientes que nos van a liberar de esta tiranía. Si, en Colombia hay grupos trabajando, como en Brasil, Panamá, República Dominicana, en todo el continente y Europa, por el rescate de Venezuela. Eso no es conspiración, están trabajando para evitar la conspiración que hay para cambiar la forma republicana que nos hemos dado, para restablecer el estado de derecho, para rescatar la democracia, la alegría, la esperanza, la solidaridad y la hermandad que teníamos los venezolanos. Son acciones libertarias, de apego al país, de gente comprometida con el país.

¿La recuerdo en una reunión en Miraflores con el presidente de la República donde él se intermediario en el conflicto entró usted como fiscal general y el Tribunal Supremo de Justicia. Usted le entregó unos libracos..

Un libro, de la Comisión por la Justicia y la Verdad.

El Presidente insistió en que él sólo era un árbitro pero recuerdo que usted no parecía muy agradada de estar ahí. ¿Qué pasó realmente?

Luego que me pronuncio respecto a las dos sentencias, Jorge Rodríguez quería obligarme a ir a esa reunión. Le dije que no iba a esa cosa loca porque ahí no procedía convocatoria del Consejo de la Nación. Lo que procedía era que el TSJ adoptara las acciones para que no se vulnerara el Estado de derecho, porque lo que hicieron fue maquillar la sentencia y quisieron enmendar el entuerto y con aquella reunión querían que fuera a convalidarla. Yo estaba acostada en mi cama y Jorge Rodriguez se metió a mi habitación y me dijo: “si yo tengo que sacarte de aquí con una grúa, lo haré”. No seas ridículo chico. Y entonces me dijo: “tú vas a ser la responsable si Estados Unidos nos bombardea y mata a mis hijos”. Le respondí: ¿me vas a hacer responsable a mí de la incapacidad que ustedes han tenido para gerenciar el Estado? Y le dije: no voy. Esa noche, él me dice que el Presidente quiere hablar conmigo. Le digo que sólo si es con él y sin cámaras. Se comunica entre ellos y Jorge me dice que así será, pero me pide que no le hable complicado y señalando la cabeza agrega que ‘él no entiende, es escaso’. Acepté la reunión y cuál es mi sorpresa que cuando abren las puertas, ahí están las cámaras de Venezolana de Televisión y ya estaban lanzando por las redes que yo estaba reunida con ellos. Se quedó él (Jorge) y Carmen Meléndez. Yo estaba de frente a Nicolás Maduro y probablemente, yo no lo vi, haciéndole señas. Presumo que le asentaba si o no. Ese día me dije: yo no me reúno más con esta persona. Yo le insistí en que se trataba del juego democrático y la realidad es que la Oposición ha ganado espacios y en esto se gana y se pierde. ‘A mí no me importa eso -me dijo Maduro- yo no le voy a entregar el poder a la derecha’. Por eso haga lo que haga la Oposición él nunca va a entregar el poder, no quiere entregarlo. Y Jorge Rodríguez, Tareck El Aissami e incluso Diosdado Cabello, lo presionan para que no ceda en las negociaciones, que son una burla, porque yo sé cómo se burlaban de la Oposición cada vez que hacían acciones como éstas. Ese día yo estaba, no molesta, pero me parecía una falta de palabra. A esos niveles no puedes estar diciendo cosas para engañarte y llevarte a un sitio. Después me insistió para ir a hablar con él y dije que no. Entonces me mandaron a quitar los escoltas, porque creyeron que eran de la Guardia Nacional o Policía, cuando en realidad todos son funcionarios del Ministerio Público. Me mandó a Marco Torres, a Arias Cárdenas.

¿Temió que en algún momento pasará algo? ¿Tuvo miedo? ¿Por qué se fue del país?

Yo nunca tuve miedo. Estaba dispuesta a asumir las consecuencias de lo que fuera. En VTV, que es un canal de todos los venezolanos, es utilizado para sembrar odios, programas y personajes escatológicos como un señor que transmite un programa tardísimo. Ahí entrevistó a la delincuente de Iris Varela y lo que me iban a hacer a mí era terrible. Es mi esposo quien me dice: ‘creo que nos tenemos que ir’. Quienes nos ayudaron son testigos de que yo no me quería ir. A punto de salir le dije a Germán y a Gioconda: ‘váyanse ustedes, yo me voy después´. Pero lo que querían era sacarme del país. Yo voy a enfrentar lo que sea, Por ahí alguna gente anda amenazándome, pero yo sé defenderme desde el punto de vista jurídico. Y por eso mismo voy a atacar a Nicolás Maduro, a Diosdado Cabello y a todos los que están metidos en la destrucción de Venezuela. Y lo están haciendo intencionadamente: lo dijo Delcy Rodríguez, que el socialismo era una venganza, destruir a los venezolanos, sumirlos en la ignorancia, que no tengan otra voluntad sino agradecer las limosnas que les dan. Los que se pongan al frente del país, luego que regresemos, deben tener mucho sacrificio y vocación de servicio.

¿Se siente culpable de haber apoyado a la revolución bolivariana? ¿De que usted, su esposo, su entorno hayan sido defensores de la revolución en el poder?

No, yo creo que el país estaba esperanzado. Chávez es consecuencia de lo que estaba sucediendo en ese momento. Y surgió este elemento (Hugo Chávez) y yo voté por él, así como el 80% de la población. Era un proyecto nacionalista y humanista, que se fue desdibujando y Chávez empezó a dar muestras de autoritarismo. Sí, veía muchísimas fallas. Distinto a Nicolás Maduro, cuando yo hablaba con el presidente Chávez, entendía. Una vez le dije a Chávez, sobre un caso, que en materia derechos humanos debía tenerse vocación histórica y él me respondió: ´es verdad, que se sancione a los responsables´. Fui creando distancias, criticando, observando, pasando comunicaciones en torno a las irregularidades que estaban pasando y sobre todo investigando. Mira, pero luchar contra el monstruo es difícil. Por ejemplo, pedíamos libertad plena en un caso y los tribunales decidían dejarlos privados de libertad; lo sacábamos por los medios de comunicación para que la información fluyera, pero no le daban importancia. El poder judicial, no solo de Maikel Moreno y Gladys Gutiérrez, sino anterior también. Una vez esa señora Luisa Stella Morales llegó a plantear que la solución era darle al poder judicial la titularidad de la acción penal. Le dije que eso era imposible, porque en Venezuela rige un sistema acusatorio y ella estaba planteando reformar lo que está en la Constitución.

¿Por qué, así como el TSJ, también el Ministerio Público, guardó silencio ante la enfermedad y muerte del presidente Chávez? A estas alturas no se sabe si de verdad murió de cáncer o si lo mataron, si fue en la fecha que se dijo y menos aún si quien estaba en la urna era él.

Si yo hubiese participado de las decisiones que tomaron en ese momento, lo diría. Lo que sí te puedo decir, es que yo estaba fuera del país el día 28 de diciembre (2012) y me llama Diosdado: ´vente que Chávez se murió´. Nosotros comprando pasajes para regresar a Venezuela, pero después me llama para decirme que no se murió. Te cuento lo que ocurrió, tal cual. Siempre pedí el acta de defunción de Chávez, el tema de las hijas, de las otras hijas que tenía, todas esas cosas, incluso tenemos una investigación sobre ese caso.

¿En aquel momento usted no supo si realmente Chávez estaba vivo entre ese 28 de diciembre y el 5 de marzo cuando oficialmente se anuncia su muerte?

No sé si era él quien estaba en el ataúd, tampoco sé si realmente venía en ese cajón desde el Hospital Militar, a las 12 del mediodía, hasta Fuerte Tiuna, con ese sol inclemente, lo que atenta contra la conservación del cadáver.

¿No le parecía eso sospechoso o por lo menos raro?

Todo eso es sospechoso y raro, como muchas cosas. Es uno de los temas que estoy abordando en mi libro que ya está listo.

¿Qué dice doctora a quienes la señalan de ser usted responsable de que haya una cantidad importante de presos políticos?

Que no es cierto, porque actué siempre a lo que decía el ordenamiento jurídico. Cuando me presentan una denuncia contra una persona ahí existe la presunción de buena fe; la mala fe es lo que debe probarse. El deber ser es que ante una denuncia hay que iniciar la investigación. En ocasiones, pedimos libertad, a veces el Tribunal la acordó y los policías como los de González López (director del Sebin) no daban la libertad. En otros casos, pedimos libertad plena y el tribunal continuaba con la investigación, como si fuera el titular de la acción penal. Hay un caso patético: cuando solicitaban el revocatorio contra Nicolás Maduro, me dijo Maikel Moreno que abriera una investigación. Las denuncias que formuló Iris Varela contra la Oposición, son con cédulas repetidas, nombres inventados, gente que no aparece en la data. Es decir, los delitos que estaba denunciando contra la Oposición, los cometió principalmente Iris Varela, quien me atacaba por los medios de comunicación para que yo abriera una investigación. Ese día le dije a Maikel Moreno que no abriría ninguna investigación porque la Oposición estaba ejerciendo sus derechos políticos. Él me dijo que era una orden, ante lo que respondí que yo no sigo órdenes de él, ni de Nicolás ni de nadie. Y sin la intervención del Ministerio Público, sólo con un Tribunal de Control, le dio órdenes al CNE (Consejo Nacional Electoral), que raudo y veloz paró el Revocatorio. En esa época no sé por qué la Oposición no continuó con la marcha (que tenían planificada), porque estaban asustados, incluso Diosdado; fueron a mi oficina a decirme ‘podemos caernos con esto’.

A usted la atacan de un lado y de otro, oposición y Gobierno. ¿Oyéndola le preguntó, vale la pena seguir en eso?

Es un problema de convicción, de ideas. Es difícil renunciar a eso. Si se está convencido, hay claridad y se quiere al país, me doy por satisfecha si Venezuela recupera la alegría. Vale la pena, Los venezolanos valen la pena. El pueblo de Venezuela, la sociedad, los niños, ancianos, mujeres, hombres, valen la pena. No hay Sebastiana, gente más noble que el venezolano. ¡Qué belleza es nuestra gente! Y esa capacidad de perdonar del venezolano.

Bueno, menos Delcy.

Ah, es que en ese caso hay problemas psicológicos, psiquiátricos.

En sectores del Gobierno se dice que usted recibe financiamiento de Santos, de Uribe, de sectores golpistas. ¿Quién la financia a usted?

No, ni el presidente Uribe, ni Duque, ningún presidente me financia. Tengo un grupo de amigos que me ayudan, pero también estoy trabajando; me la paso dictando conferencias, preparando cursos por los cuales cobramos, no solo yo sino el equipo que me acompaña. Hemos ido a Medellín, Cartagena, distintas universidades como El Rosario, la Católica, Sergio Arboleda, además prestamos asesorías para poder sobrevivir en esta ciudad que es tan cara. Hay que estar convencido, porque ha sido bastante difícil, pero las ideas son fortaleza, inspiración.

¿Niega que haya existido a su alrededor, en la Fiscalía General de la República, un grupo de gente que extorsionaba, cobraba por sentencias y demás?

Ya va, no a mi alrededor. El tema de Venezuela, sobre todo en los últimos años, era un tema de corrupción terrible en el sistema general de justicia. Yo procuré sanear el Ministerio Público y no solo creamos la Escuela de Fiscales sino un conjunto de herramientas para elevar el nivel académico y la preparación académica y científica de todos los funcionarios del Ministerio Público. También otorgué herramientas para fortalecer la ética. Pero el MP no es un ente aislado. Eso permeaba. Cualquier grupo que detectaba en esa acción, inmediatamente ejercíamos lo que la Constitución y la Ley nos daba como herramientas. El día que no haya corrupción en un Estado no se requeriría normas.

¿De tener la posibilidad, que le diría al presidente Nicolás Maduro en este momento?

(silencio corto) Renuncia, vete, permítele a los venezolanos ser felices, tú no quieres a Venezuela porque tú no eres de Venezuela, deja que los venezolanos se desarrollen, crezcan y encuentren el camino de la libertad. Entrégate a la justicia.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Linkedin
  • Pinterest

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

It is main inner container footer text
Bitnami